Desde hace tiempo numerosas tecnologías disruptivas están invadiendo silenciosamente nuestra vida y nuestro trabajo, la mayor parte de las veces ayudándonos a ser más ágiles y más productivos. Nunca en la historia de la humanidad han convergido tal número de tecnologías con potencial de impactar directamente en la calidad de nuestra vida. Inteligencia artificial, computación cuántica, Internet of Things, neurotecnología, robótica, nanotecnología, biotecnología, impresión 3D, realidad virtual y realidad aumentada, wearables, etc.

Todas estas tecnologías tienen una característica única: tienen un ritmo de crecimiento exponencial, un ritmo que el ser humano no es capaz de asimilar con su mente lineal.

La cuarta revolución industrial provocada por la convergencia de todas estas tecnologías están ya cambiando radicalmente nuestra vida y nuestro ecosistema empresarial, pero lo van a transformar aún más. ¿Y qué impacto tendrá en el campo laboral y empresarial? No voy a exponer todos los cambios porque son muchos y muy profundos. Me voy a centrar en un aspecto crucial, que es el de la empleabilidad. Está ya clarísimo que los robots y algoritmos van a realizar de forma mucho más precisa y rápida que los humanos muchas tareas, trabajos y profesiones actualmente realizadas por nosotros. Se habla incluso de profesiones altamente especializadas como cirujanos, médicos, abogados o ingenieros. Por no hablar de trabajos poco especializados y repetitivos, en los que desplazará totalmente al ser humano.

Esto implica millones de puestos de trabajo destruidos en todo el mundo y miles de millones de personas que se quedarán sin trabajo en los próximos diez años, según todos los expertos. En este entorno amenazante y apocalíptico siempre hay oportunidades y beneficios para los que se preparan adecuadamente.

Los robots, por el momento, no van a reemplazar determinadas capacidades y habilidades que nos diferencian a los seres humanos no sólo del resto de especies del planeta, sino de los propios robots (aunque hay gurús que dicen que incluso van a desarrollar capacidades humanas como la empatía). Ahí es donde las personas van a marcar la diferencia, ahí es donde debemos formarnos de manera continua, para aportar valor en los ámbitos en los que un algoritmo no llegue.

En todas las conferencias, artículos y reportajes sobre este tema que he leído los últimos años aparecen determinadas habilidades clave que debemos desarrollar, que son las llamadas soft skills. Algunas de las más mencionadas en los foros tecnológicos y empresariales son:

  • Liderazgo
  • Inteligencia emocional
  • Creatividad
  • Pensamiento crítico
  • Gestión del cambio y la incertidumbre
  • Aprendizaje continuo
  • Comunicación
  • Gestión del tiempo y eficiencia
  • Autodisciplina

Aparte de estas soft skills esenciales, por supuesto es crítico desarrollar lo que se denomina competencias digitales, es decir desarrollar la habilidad de manejar tecnologías, aplicaciones y nuevas herramientas tecnológicas, aparte de investigar de manera continua las tendencias y la evolución de las tecnologías más disruptivas, con el fin de estar actualizado y poder detectar oportunidades.

Y ahora te invito a que te preguntes: ¿Qué estás haciendo tú para potenciar estas habilidades? ¿Te formas de manera continua en estas soft skills?

La clave aquí es la formación y mejora continua de nuestras soft skills. Cuanto más destaquemos en ellas, más nos diferenciaremos de los robots, y menos sustituibles seremos en el futuro. De lo contrario, un buen día seremos desplazados sin ninguna consideración por un algoritmo o un robot, y no podremos quejarnos de lo injusto que es el mundo. Avisados estábamos.

Puedes empezar a formarte ahora mismo de forma gratuita gracias a nuestro nuevo proyecto, Execoach Academy, una plataforma formativa online de soft skills. Entra ahora y te regalamos el curso “Autodisciplina y hábitos” valorado en 90€. Acceder al curso gratis

Síguenos en Follow @Execoach Y apúntate a nuestra Newsletter mensual para recibir artículos prácticos para tu desarrollo profesional.

Javier Carril
Socio de Execoach
Follow @JavierCarril

Sigue a Javier Carril en Instagram