No hay más que salir a la calle para darnos cuenta de que el miedo es hoy protagonista y esto se traslada e invade a nuestras Organizaciones.

El miedo va ligado a algo que lo vivimos como una amenaza y cuanto mayor es la incertidumbre sobre esa amenaza, mayor es ese miedo. Todos sabemos que ante el miedo tenemos tres maneras de reacción; la huida, el ataque y paralizándonos.  Y esto es lo que observo en cada una de las Organizaciones que visito.

La crisis, en una medida u otra, ha manipulado emocionalmente la actitud y comportamientos de las personas, y su gran creación, ha sido el miedo.

Y, ¿qué es lo que hacemos con ello? ¿Cómo gestionan su capital emocional las organizaciones? Si cambiamos esta manipulación y omisión por la gestión del patrimonio emocional veremos muy pronto buenos resultados.

El patrimonio emocional de las Organizaciones es susceptible de ser gestionado y convertirse en ganancias o pérdidas porque de ello depende la productividad, motivación e impulso de los líderes y sus equipos. El líder que es capaz de gestionar sus miedos está preparado para gestionar los miedos de su equipo, validándolo y honrándolo sin echar la vista a un lado.

En cada una de las sesiones de coaching que comienzo con objetivos ambiciosos descubrimos una oportunidad disfrazada de miedo. Una vez la persona acepta y reconoce los miedos dejando a un lado certezas vacías, esto es, una vez identifica las amenazas reales puede comenzar a planificar posibles soluciones libre de las limitaciones a las que le llevan las ataduras del miedo.

Sólo conocer la situación real en que nos encontramos y saber cómo podemos intervenir, nos permite gestionar el miedo y encontramos vías para actuar y no tomar actitudes de parálisis, ataque o defensa. Nos conduce a la proactividad consciente de nuestras capacidades.

La gestión del capital emocional es la competencia más importante en este momento en nuestras Organizaciones y es a su vez, la que permitirá que austeridad y crecimiento puedan ser compatibles. Hoy, nos hemos centrado en el miedo.

 

Arrate Bahamonde
Árrate Bahamonde
Coach Ejecutiva & Formadora