La falta de aprendizaje en las empresas

La falta de aprendizaje en las empresas

Posiblemente todas las empresas tratan de mejorar su competitividad día a día, sin embargo en la práctica, el aprendizaje no es tan continuo como debería ser. Para poner un ejemplo muy claro, uno de los mantras para Toyota es el aprendizaje continuo mediante técnicas como el Kaizen. Aprender y cambiar de forma continua, constante en el tiempo y en pequeños pasos. Según la compañía japonesa, ahí reside una de las claves principales de su éxito.

Sin embargo, los objetivos a corto plazo y el foco constante de las personas en la acción, dificulta mucho el aprendizaje continuo en los equipos.

Estos son los principales retos con los que se encuentran normalmente las organizaciones:

Reto 1: No tener la mente abierta

Según la psicóloga Carol Dweck hay dos tipos de mentes, las fijas y las que crecen. Las personas que tienen una mente estática o fija, tienden a pensar que el talento es genético, es decir que lo tienes o que no lo tienes.

En las personas con una mentalidad de poco cambio, el objetivo es evitar los fallos. Sin embargo, evitar constantemente los fallos y no cometer ningún error, crea un foco muy fuerte en tener un excelente rendimiento, más que en el desarrollo y el aprendizaje.

Por otra parte, las personas con mentalidad de crecimiento, se retan y crean oportunidades de aprendizaje, asumiendo que habrá errores. La mejora continua está presente en cada paso que dan y no desaprovechan los errores, sino que lo invierten como avances.

Para explicarlo de otro modo, la mente abierta es más medio y largoplacista y la mente cerrada es más cortoplacista, con todo lo que eso conlleva.

Reto 2: Miedo al error

El miedo al error nos puede llegar a disparar un torrente de emociones que podría paralizarnos. En muchos casos los proyectos o el trabajo del día a día tiene tanta presión que no permite tener errores. ¿Cuánto tiempo llevas sin cometer fallos en tu empresa? Si tu respuesta es más de 10 días, bienvenido al mundo del “Miedo al error”. No dar un paso en falso crea estructuras rígidas y de falta de aprendizaje. Esto no quiere decir que haya que cometer fallos constantemente o que éstos no se midan, por supuesto que se tienen que medir y se tiene que asumir responsabilidades para más tarde tomar el aprendizaje en forma de un plan de acción hacia el desarrollo de nuevas capacidades.

Reto 3: Creer demasiado en los logros del pasado

Las empresas de selección de personal más modernas, no solo valoran los logros del pasado, sino la capacidad que tienen los candidatos de poder desarrollarse y crecer profesionalmente.

Estos son cuatro elementos vitales que se valoran en los candidatos dentro de las entrevistas de selección a la hora de reclutarlos: Curiosidad, Iniciativa, Capacidad de Autocrítica y Compromiso.

Las personas que hablan demasiado de sus logros, pueden caer en la tentación de ser demasiado vanidosos. Recuerda que lo que te funcionó hace 5 años, puede que ahora mismo esté obsoleto. No hay recetas que duren muchos años hoy en día, por suerte o por desgracia, así que ten la curiosidad por aprender de un niño, que se noten las ganas de pasar a la acción con iniciativas propias para mejorar tu empresa, tu departamento o tus competencias como profesional.

Sé crítico contigo mismo, es la única manera de evolucionar profesionalmente y comprométete con todo lo que hagas y habrás encontrado la clave para la motivación.

Apúntate a nuestra Newsletter mensual para recibir artículos prácticos para tu desarrollo profesional.

Angel_2014_cara mini

Ángel Martínez Marcos Coach Ejecutivo & Socio Director
2019-04-10T09:40:33+00:00noviembre 9th, 2016|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies