La mayoría de las personas no tienen claros sus objetivos, ni profesionales ni personales. Y esto tiene consecuencias muy negativas para la efectividad y la motivación. Si no tenemos objetivos, no tenemos un rumbo hacia el que avanzar. Por lo tanto, no tendremos un criterio para seleccionar las acciones más certeras, no tomaremos decisiones centradas en una visión ni tendremos una estrategia para nuestra carrera profesional.

La mayoría de las personas, digo, manifiestan deseos, intenciones, expectativas. Pero no verdaderos objetivos. Un objetivo debe cumplir con el modelo SMART, es decir, debe ser específico (specific), Medible y observable (M), alineado y coherente con mis valores y el resto de objetivos personales (Agreed), realista y alcanzable por mí (R) y fijado en el tiempo con una fecha límite (T).

Cuando sentimos que no estamos siendo efectivos, que trabajamos mucho pero sin un rumbo concreto, entonces es porque hace mucho, mucho tiempo que no nos planteamos verdaderos objetivos.

Yo recomiendo marcarse objetivos a muy largo plazo, por ejemplo a 10 años. Esto es aún más difícil de encontrar. Seguramente el 99% de la población nunca se ha marcado un objetivo a tan largo plazo. Las excusas suelen ser diversas: que es imposible de saber lo que va a suceder a tan largo plazo, que es incontrolable, etc.

Aunque no tengamos control total sobre el resultado, es imprescindible marcar el rumbo a través de objetivos a muy largo plazo. Luego debemos ser capaces de flexibilizar nuestras decisiones y acciones, y no apegarnos obsesivamente al resultado que fijamos años atrás. Lo importante, insisto, es tener un rumbo, para sentir que nuestras acciones y decisiones de cada día tienen un sentido, un significado que está conectado con mis prioridades profundas.

La capacidad para definir objetivos SMART se desarrolla, una vez más, con la ayuda de un coach profesional, que conoce muy bien esta herramienta, y que te hará las preguntas y comentarios oportunos para que tus objetivos sean auténticos objetivos, y no meras intenciones o deseos.

JAVIER CARRIL. Coach ejecutivo y socio director de Execoach