Stephen R. Covey, en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” destaca la importancia de “afilar la sierra” y  lo muestra con una pequeña historia:

Un hombre estaba cortando el tronco de un gran árbol con una sierra, con un gran esfuerzo y con gestos de estar agotado, ya que llevaba 5 horas trabajando. Entonces, otro hombre que pasaba por allí le preguntó “¿Por qué no afila la sierra? Seguro que va más rápido.”

Y el otro le contestó: “No tengo tiempo para afilar la sierra, tengo que terminar cuanto antes.”

Afilar la sierra es cuidarse y renovarse frecuentemente en 4 niveles: el físico (cuidar la alimentación, ejercicio físico regular), mental (formarse en habilidades, leer libros) emocional (dedicar tiempo a hobbies, amigos, familia) y espiritual (practicar meditación, relajación). La mayoría de la gente está focalizada en los resultados, y no afilan su sierra frecuentemente, y sus resultados cada vez van siendo más mediocres y pobres. Pero siguen obsesionados en seguir produciendo, dedicando horas y horas a su trabajo. Es una mentalidad cortoplacista que tarde o temprano tiene consecuencias muy graves para un profesional.

Afilar la sierra te da el equilibrio emocional que necesitas para afrontar con éxito todos los desafíos que te va a poner la vida y en concreto, la crisis. Sólo desde ese equilibrio emocional lograrás tener la claridad mental necesaria para tomar las mejores decisiones en tu carrera profesional.

JAVIER CARRIL. Coach ejecutivo y Socio Director de Execoach