Coaching en empresas

Coaching en empresas

Muchas veces me reúno con directores generales o directores de recursos humanos con toda la buena intención de solucionar algún tema o problema dentro de su empresa para aumentar la productividad y mejorar el negocio. Sin embargo, a la hora de poner solución en un tema se confunde la causa con el efecto. ¿Cuál es el error que se comete habitualmente?

Por ejemplo, pongamos el claro ejemplo de dos departamentos que tienen problemas de relación entre ellos. Estos problemas se traducen en discusiones acaloradas entre los dos responsables de departamento durante las reuniones, mala coordinación de los procesos o proyectos que tienen que hacer entre ellos y a veces una imperceptible tirantez entre los integrantes de los dos equipos.

Este es un ejemplo claro que se da en multitud de organizaciones, y que tiene un coste en la cuenta de resultados final de la empresa más impactante de lo que parece, ya que esa perdida de productividad y en muchos casos de clientes es debida por la esta mala relación entre departamentos.

Aquí se comete el error simplista de que el fallo está en donde se ven los síntomas, es decir, en esos dos departamentos.

Entonces el departamento de recursos humanos que ha escuchado del coaching, decide tener una entrevista con una empresa especializada y acuerdan hacer un proceso de coaching relacional, centrado en las comunicaciones y la relación existente entre los dos departamentos para llegar a una solución, incluso se plantean un coaching individual para cada uno de los dos jefes de equipo.

Esta es una solución que puede dar resultado si tenemos suerte, sin embargo, se está confundiendo la causa con el efecto. El efecto es que hay una mala relación entre esos dos departamentos pero la verdad es que muchas veces es debido a que el departamento de atención al cliente no resuelve los problemas que tienen los clientes con sus productos lo que hace que se derive en problemas en otros niveles de la organización, otras veces es debido a una mala organización de la empresa, otras  veces que el equipo comercial vende servicios sin contar en ningún caso con el departamento de ingeniería, en muchos casos son problemas de liderazgo ineficaz en niveles altos de la organización y así puedo seguir eternamente. Es decir se está poniendo el foco de solución a un problema que se da en otro nivel de la organización.

[blockquote]No hay nadie mejor que pueda saber lo que pasa en una empresa que los mismos empleados[/blockquote]

¿Cómo solucionar esto?

La solución se da analizando toda la organización, o todo el departamento o toda la cadena de producción de un producto.

La consultoría tradicional suele dar soluciones estandarizadas y desde el punto de vista del consultor, sin embargo el coaching estratégico lo analiza extrayendo la información de las propias personas de la organización, ordenando las ideas y detectando de forma precisa el foco de los síntomas que observan las mismas personas. No hay nadie mejor que pueda saber lo que pasa en una empresa que los mismos empleados.

Einsten dijo una vez “No se puede solucionar un problema desde el mismo nivel en donde se produce”.

Si eres un director general o un director de recursos humanos, cada vez que tengas que solucionar algún tema de tu empresa, mira más allá, de donde se producen los síntomas ya que en la mayoría de los casos las causas no son los efectos.

 

Angel Martinez Marcos
Ángel Martínez Marcos
Coach Ejecutivo & Socio Director


 

 

 

2013-01-07T12:31:30+00:00enero 7th, 2013|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies