El trabajo no es contrario a la diversión

El trabajo no es contrario a la diversión

Desde el año 1996 la consultora norteamericana Playfair escogió el 1 de abril como el Día Internacional de la Diversión en el trabajo (#FunatWorkDay), una fecha que busca concienciar de que la productividad no es incompatible con poder trabajar en un ambiente de diversión y felicidad.

En España nos sumamos a esta iniciativa desde el año 2008, época en la que nos enfrentábamos a una de las mayores crisis económicas de nuestra historia y que requería de herramientas como el positivismo y la diversión para afrontar su impacto de la mejor manera posible.

Las personas seguimos gastando un tercio de nuestra vida en nuestro trabajo y por ello también es importante pensar que ese tiempo que invertimos lejos de casa y de nuestras familias, debe aportar a nuestro desarrollo personal y debe contar con espacios en los que podamos desarrollar nuestra empatía, nuestra fluidez y armonía con nuestro entorno y con nosotros mismos.

Hoy en día debemos estar preparados para desenvolvernos de la mejor manera posible frente a un continuo movimiento, debemos generar espacios para crear, sentir, creer, experimentar, renovarnos, hacer e innovar sin perder en el camino la naturalidad y la diversión, una fórmula ideal perseguida por profesionales y empresas para lograr no solo la mejor productividad posible, sino la felicidad al hacerlo.

Se nos invita a traer herramientas lúdicas al trabajo, volver a los disfraces, celebrar fiestas y fechas especiales, conversar más con nuestros compañeros, personalizar nuestros puestos de trabajo, disfrutar de las áreas de ocio y descanso de la empresa, hacer deporte, participar de actividades de integración, y así una serie de acciones que son consideradas como herramientas de felicidad y bienestar y a su vez, cambian la manera en que se relacionan las organizaciones con sus trabajadores.

¿QUÉ ES LA FELICIDAD EN EL TRABAJO?

Antes de entrar en la felicidad laboral, es importante detenernos en la felicidad de la persona ya que si esta se encuentran plenamente satisfecha consigo misma, con lo que hace, es más que seguro que su productividad será más alta que aquellas que viven lo contrario.

Una persona feliz puede sacar un mayor provecho del tiempo, puede potenciar su creatividad, pasión y actitud frente a todo lo que realiza o quiere alcanzar.

En el caso de España, según la VIII encuesta sobre Felicidad en el Trabajo elaborada por Adecco en 2018 a más de 3500 trabajadores, se pudo determinar que los factores más importantes para alcanzar la felicidad en el trabajo hoy son:

  1. Un horario que permita conciliar la vida laboral y familiar
  2. Un buen ambiente laboral
  3. Un buen jefe
  4. Un buen salario
  5. Realización personal
  6. Desarrollo de las habilidades personales
  7. Adecuación entre formación y funciones
  8. Cercanía al lugar de trabajo
  9. Reconocimiento

La felicidad sigue siendo una prioridad tanto para las personas como para las empresas. Divertirse, ser feliz y estar motivado en el trabajo es clave para retener el talento, reducir el estrés, ser más creativos y productivos. Nos ayuda a gestionar de forma eficaz las crisis, afrontar mejor los problemas así como reducir el absentismo y las bajas laborales.

Actualmente hay muchos modelos y estudios sobre la felicidad laboral, lo cierto es que todos contienen una serie de técnicas que persiguen lo mismo, aumentar la productividad laboral y generar espacios para que los empleados desarrollen al máximo sus potenciales para lograrlo.

Estudios como el de las 5Cs, creado por la compañía consultora Iopener Institute, busca que el empleado potencie sus habilidades y se sienta motivado y parte fundamental en el desarrollo de la empresa, para ello acude a factores como:

  • Contribución: Que aporta la persona a la empresa
  • Convicción: La motivación que la persona tiene a corto plazo
  • Cultura: en que medida la persona esta sintiendo que encaja en la empresa
  • Compromiso: La vinculación del empleado y su grado de compromiso con la empresa
  • Confianza: Parte de la confianza que la persona tiene en sí misma

 Otros lineamientos que se persiguen son:

  • Reconocimiento: El que da la empresa a los empleados
  • Orgullo: Qué hace la empresa para que el empleado esté orgulloso de ser parte de ella.

Por su parte la Universidad de California, Berkeley busca con su estudio, promover la felicidad en el trabajo aplicando cuatro ejes:

  • Propósito: Trabajan sobre el crecimiento de la persona a nivel personal y laboral
  • Compromiso: Incentivar y aplicar estrategias para que los empleados se vinculen y comprometan al máximo con la empresa
  • Resiliencia: Dar herramientas para que los empleados puedan adaptarse a los cambios internos y externos
  • Compasión: Trabajar en la esencia de la persona y su compromiso frente al otro y frente al equipo.

Por otro lado, el psicólogo Martin Seligman ha creado el modelo PERMA o la teoría del bienestar, que busca desarrollar el máximo potencial de las personas y que en el camino se genere bienestar y felicidad. Sus lineamientos abarcan:

  • Emociones positivas: Aprender, detectar y a aplicar nuestras emociones positivas y aprovecharlas para desempeñarnos mejor frente a la adversidad o situaciones negativas
  • Engagement o implicación: Detectar y aplicar nuestras fortalezas, habilidades y actitudes en nuestras responsabilidades laborales sin que en el camino se deje la pasión y el compromiso
  • Relaciones: Aprender a desarrollar, dedicar y mantener las relaciones con el equipo y las personas de forma constructiva y positiva
  • Propósito y Significado: Dar sentido a los objetivos, crear, entender y comunicar eficazmente las tareas de los empleados
  • Éxito y sentido del logro: Establecer metas, objetivos, perseguir el éxito, desarrollar autocontrol y disciplina para adquirir seguridad y eficacia en los proyectos que se emprendan.

También hay que destacar otros recursos como las formaciones y cursos de Coaching, gestión de estrés, motivación, Mindfulness, Team Building, Risoterapia, Gestión de tiempo, nuevas corrientes que potencian el espacio para que los empleados se sientan plenos en su lugar de trabajo.

Lo cierto es que con estos ejemplos y los que faltan por nombrar, se puede afirmar que la felicidad en el trabajo se consigue con la suma de muchos elementos que bien aplicados pueden llegar a generar factores claves como son: mejores líderes, un alto nivel de productividad, más ingresos, un alto nivel de engagement por parte de los empleados, calidad en el trabajo, alto nivel de sociabilización, personas generosas, más sanas y cuidadosas consigo mismas, personas preparadas para afrontar la crisis, los constantes cambios y el estrés pero sobretodo algo tan intangible como la felicidad personal y laboral.

Más información:

¿Te ha interesado este artículo? Síguenos en 

Apúntate a nuestra Newsletter mensual para recibir artículos prácticos para tu desarrollo profesional.

Mercedes Sánchez
Coach 
2019-04-03T15:33:20+00:00abril 1st, 2019|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies