Siete preguntas que deberías evitar hacer a las personas de tu equipo

Siete preguntas que deberías evitar hacer a las personas de tu equipo

De sobra sabemos que la comunicación es básica para gestionar equipos en el trabajo. Sin embargo, no sirve cualquier tipo de comunicación. En un estilo más de coaching se suelen utilizar muchas preguntas y algunas de ellas pueden intimidar o cuestionar de forma muy incisiva a las personas que conforman nuestro equipo.

Las siguiente preguntas, son un ejemplo de lo que debería evitarse en el lugar de trabajo o al menos, evaluar el impacto previamente.

¿Por qué no estás llegando a tu hora de entrada? Sin duda siempre que preguntamos “por qué” enfocado en el pasado, la persona tenderá a buscar una excusa. Y no te preocupes que seguramente encontrará una buena. Entonces, ¿para qué sirve una pregunta de este estilo? Prácticamente para nada. Lo único que conseguirás es que tu colaborador se escude en alguna razón y puede que llegue a explicártela hasta la extenuación y si no lo consigue, lo único que habrás hecho es ponerle en evidencia. ¿Es eso lo que buscas? Entonces adelante, pero piensa bien en las consecuencias que va a tener de cara a querer restablecer la relación porque el lenguaje nunca es inocente.

¿Quieres desarrollarte en la empresa? ¿Quién no quiere desarrollarse en su empresa? Evidentemente las personas de perfil bajo o incluso las altamente desmotivadas, no van a querer crecer o aprender nuevas habilidades. Luego si alguien responde que SÍ a esta pregunta, estará indicando uno de los dos puntos anteriores o ambos. Y por supuesto, la persona que lo recibe, se dará cuenta de tus intenciones.

Las personas, de un modo más intelectual o más intuitivo, nos solemos dar cuenta del propósito final de nuestros managers. Tardarás más o tardarás menos en darte cuenta pero una vez que lo detectas, perderás la confianza para siempre en esa persona.

¿De quién es la culpa de que no se haya acabado este informe? No hay dudas. Esta pregunta busca culpables y además sin miramientos. Cuando una tarea sale mal hay que buscar responsables, de eso no hay duda. Sin embargo, la palabra culpa no ayuda a que las personas asumamos la responsabilidad.

¿Quieres hacer esta tarea? Ten en cuenta que es un pregunta cerrada y que estás forzando a la persona que te responda que SÍ. No estás dejando margen de respuesta. ¿Quién puede responder de forma negativa a esta pregunta? Seguramente las personas que tengan una mala relación con su manager por lo que trata de realizar otro tipo de aproximación para lograr el objetivo que tienes.

¿Alguna vez te has sentido implicado en el trabajo? Estás indicando que ahora no lo está o al menos lo estás sugiriendo. Es una pregunta de claro ataque a la persona y con alta probabilidad de sentirse mal. Por otra parte, es posible que necesites aclarar el nivel de implicación de esta persona con la empresa o con los trabajos que ha tenido en su experiencia. En estos casos, es muy importante medir el tono con el que se dice esta pregunta.

¿Qué hiciste el fin de semana? Aunque parece que es muy bueno hablar de temas personales con nuestro equipo, hay personas que no se van a sentir cómodas. ¿Cómo lo podemos saber? Es importante que si quieres que tus colaboradores hablen de sus temas personales, primero hables tú y verás quienes se abren y quienes no. Sé muy respetuoso con este tema y utiliza tu intuición cuidadosamente.

¿Tienes novia o pareja? Esta pregunta es muy íntima, además implícitamente puede indicar la orientación sexual de la persona y se puede sentir incómoda o incómodo. Tendrás que ir midiendo el nivel de acercamiento que necesita cada uno de tus colaboradores. Esto es muy importante, porque cada uno necesitará un grado diferente.

Para resumir, tienes que tener en cuenta que las preguntas que empiezan por verbo son cerradas con lo que la respuesta será SÍ o NO y en algunos casos pueden crear momentos incómodos, sobre todo cuando puede haber algún conflicto.

El tono de la conversación es clave y sobre todo, el lenguaje corporal y las expresiones faciales que pueden hacer que una pregunta pase de ser inofensiva a extremadamente atacante.

Y por último, el nivel de preguntas personales dependerá del grado de apertura que expresen tus colaboradores.

Utilizando estas guías, te acercarás un poco más a tener una relación más cercana y más profesional con todo tu equipo.

Apúntate a nuestra Newsletter mensual para recibir artículos prácticos para tu desarrollo profesional.

Angel_2014_cara mini

Ángel Martínez Marcos Coach Ejecutivo & Socio Director
2019-01-16T17:34:20+00:00septiembre 15th, 2017|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies