Cómo gestionar equipos en función de su Generación

Cómo gestionar equipos en función de su Generación

Liderar personas en las empresas, significa motivar y adaptarte a cada persona como un guante. Un buen manager necesita crear equipos de alto rendimiento que saquen la mejor de sí mismos y para ello no puede tratar a todos de la misma manera.

Muchos managers comentan que están perdidos con estas nuevas generaciones. Que no entienden cómo una persona le moleste tanto hacer alguna hora extra ¡aunque se las paguen! Están desubicados en cómo liderar a estas personas y sienten que lo que les había funcionado hasta ahora ya no les sirve.

Lo que está claro es que no se puede liderar del mismo modo a todas las generaciones. Una persona de 60 años tiene un punto de vista de la vida muy diferente a uno de 30 años y no solo por su diferencia de edad, sino porque han nacido en diferentes momentos de la historia.

Aunque sea una forma demasiado sencilla de clasificación de generaciones, podemos tener más claridad a la hora de gestionar equipos si echamos un vistazo a las necesidades de cada uno de ellos.

Aproximadamente, la Generación Baby Boomer son los nacidos entre los 45-65, la Generación X comprende a los nacidos desde 1965 a mediados de los 80 y la Generación Y desde 1980 al 1995.

A nivel de manejo de equipos, la generación Baby Boomer se caracteriza porque ha vivido muchos años en un entorno de empresas muy verticales y jerarquizadas, donde se hacía lo que decía el jefe. En general son personas que se pueden adaptar mejor a un estilo de liderazgo más autocrático y clásico, donde el respeto por las diferentes niveles de la organización están muy claros.

Ahora bien, con la llegada de la Generación X cambian las cosas. Estas personas están (estamos)a caballo entre las otras dos generaciones anteriores. Nacieron en el mundo analógico y crecieron viendo el nacimiento del mundo digital. Son personas que tienen implantado el gen del ocio desde que eran muy pequeñas. ¿Y qué significa todo esto? Pues que la importancia de su tiempo personal es extremadamente alta. Son personas que valoran enormemente el tiempo libre y que trabajar más horas de las establecidas en el contrato, minará su capacidad de esfuerzo, y su implicación con la empresa. Si quieres mantener talento de esta generación, cuida mucho los horarios. Exigeles al máximo dentro de su horario, pero cúmplelo a rajatabla.

¿Y qué ocurre con la Generación Y?

Algunos de la generación Y ya tienen más de 30 años, siendo managers o incluso CEO´s de grandes compañías como Mark Zuckerberg en Facebook. Solo con ver una conferencia de Facebook, y como viste Mark, te puedes dar cuenta que lo importante para esta persona no es la jerarquía.

El problema de todo esto trasciende en cómo retener a estas generaciones en sus trabajos. Cómo conseguir que el aburrimiento y la rutina no inunde su día a día mediante cambio continuo de sus tareas y motivación permanente.

Además, las nuevas generaciones acusan más el choque de valores. Cualquier empresa que no siga sus propios valores o al menos que tenga una cierta alineación con su forma de ver la vida, tendrá una tarea más que complicada para retener a este talento.

Hay que entender que la Generación Y ha nacido con un nivel de comodidad muy superior a los Baby Boomers, por lo que el esfuerzo sin un propósito claro no tendrá sentido para ellos.

En una encuesta realizada por la London Business School con participantes de la generación Y, con edad media de 29 años, se encontraron que el 54% de los participantes era más leal a su equipo que a su organización. Es decir, más cercano a las personas, y menos al ente organizativo.

La generación Y, ha crecido en gran medida con las redes sociales, y no entienden un mundo que no esté totalmente interconectado o que no se les escuche. A los Baby Boomers, por supuesto que les encanta que se les escuche pero no es un aspecto crítico para ellos.

Entonces, para resumir. ¿Qué se necesita para lograr retener al talento de las nuevas generaciones y poder ejercer un liderazgo más eficaz?

  • Crea espacios de escucha dentro de tu equipo y siempre explica las decisiones que tomes.
  • Sé consciente del valor que tiene para estas personas el tiempo libre o la conciliación con su vida personal
  • Olvida el ordeno y mando y pasa a un estilo más desarrollador de equipos, lo que se conoce como Líder-Coach
  • Delega y deja que tomen sus propias decisiones aunque siempre supervisadas por los managers
  • Mensualmente o cada dos meses, siéntate con cada uno de ellos para ver en qué punto está su motivación
  • Procura cambiarles de tareas o de puestos para que sientan que avanzan y progresan en su carrera.

Apúntate a nuestra Newsletter mensual para recibir artículos prácticos para tu desarrollo profesional.

Angel_2014_cara mini

Ángel Martínez Marcos Coach Ejecutivo & Socio Director
2019-02-04T18:07:53+00:00marzo 26th, 2017|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies