Manejar el entorno de trabajo

Manejar el entorno de trabajo

Gestionar bien tu tiempo significa que las tareas que hagas a lo largo del día te acerquen a alcanzar tus objetivos. Aquellos que te permiten desarrollar con una máxima eficiencia tus funciones, definidas en el plano profesional, a veces por otros y en el personal, por nosotros mismos.

Uno de los aspectos que te pueden ayudar a conseguir este propósito es hacer un buen manejo de tu entorno y a esto ayudarán las siguientes 7 claves:

1.  Evita la interrupciones. Las interrupciones constituyen una de las mayores fugas de tiempo con la que nos encontramos en el día a día, ya que no sólo perdemos tiempo en atenderla sino también en recobrar la concentración para volvernos a centrar en el asunto que previamente estabamso tratando.  Para evitarlas provoca tiempos de silencio negociándolo con tus compañeros o con tus colaboradores.  Un determinado símbolo en tu mesa puede indicar que en este momento estás concentrado, que te dejen una nota y en media hora les contestarás.

2. Planifica las llamadas de teléfono. Planificar el momento idóneo de hacer las llamadas y concretar, previamente, la información que quieres obtener en esa llamada te harán ganar mucho tiempo y te evitarán tener que volver a llamar de nuevo.

3. Sé puntual. Si ya tienes costumbre, perfecto; si no, ten por seguro que la manera más sencilla y fácil de ahorrar tiempo en tu vida es llegar diez minutos antes a cualquier cita profesional o personal que tengas.  La puntualidad habla de nosotros y de nuestro grado de compromiso con la palabra que damos.  Esta confianza que la otra persona percibe de nosotros a nivel inconsciente por este hecho, nos hará ganar muchos puntos a la hora de que nos elijan para contar con nosotros, para colaborar en algún proyecto o para emprender un negocio juntos.

4. Haz un buen trabajo: Un trabajo bien hecho ahorra tiempo a largo plazo, no te causará más preocupaciones y aumentará tu productividad.

5. Haz una sola cosa a la vez.  Está demostrado que el ser humano es incapaz de hacer con un nivel aceptable de concentración más de una cosa a la vez.  No podemos estar redactando un informe y escuchando a la vez a uno de nuestros colaboradores, por mucho que pensemos que le estamos escuchando seguro que él no tiene esa percepción.

6. Evita viajes innecesarios.  Para ello haz uso de las vídeo conferencias, de las salas virtuales, del skype, de la pizarra interactiva o de las presentaciones online.  Antes de lanzarte a realizar ese viaje debes considerar si realmente el valor del tiempo que vas a invertir en hacerlo es menor que el valor de tu tiempo asistiendo a esa reunión a distancia.

7. Aprovecha el tiempo libre inesperado.  Si terminas antes de lo esperado de hacer una tarea o si tienes que esperar a alguien en una cita, aprovecha este tiempo para realizar tareas cortas que tengas identificadas de antemano.

Una vez que estas 7 claves las hayas convertido en hábitos, comprobarás como eres tú el que está manejando tu entorno de trabajo y esto de forma automática hará que aumente tu productividad, tanto en el plano profesional como en el personal.

 

     Rosa Cañamero
     Socia directora – Execoach
                                Coach Ejecutivo PCC

 

 

 

 

2012-06-25T10:53:20+00:00junio 21st, 2012|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies